TURF y GASTRONOMIA

martes, 3 de julio de 2018

Melilla y su Hipódromo, con un lugar en la historia del Turf español, 03/07/2018






El Hipódromo  Melilla data de  finales de 1905. La fuerza militar de la plaza era numerosa  y eran muchos los oficiales, no solo de Caballería,   aficionados al mundo de los caballos.

La puesta en marcha del proyecto nació de la iniciativa del general Marina, como afirma Saro Gandarillas en su  blog

 http://franciscosarogandarillasmispagin.blogspot.com.es  y en la web de la Comandancia General de Melilla

 http://www.ejercito.mde.es/unidades/Melilla/comgemel/Noticias/2014/005.html  y la materialización de la idea queda en mano del  comandante Fernández Silvestre,  jefe del escuadrón de Caballería de Melilla.




Rápìdamente se llevan a cabo las obras del Hipódromo  al final de la playa de los Cárabos, entre el tejar y la frontera.

Se hace en un año y cubría una extensión de unos 68.000 metros cuadrados, formando  ovalo de   350 metros de eje mayor y 180 de eje menor; la pista tenía 25 metros de anchura y una cuerda de 750 metros.  Tenía como protección un muro  de dos metros de altura con doble seto de cañas; tenía tribuna, cuadras y  diversas dependencias propia de un recinto de esta naturaleza.






Su inauguración es de fecha  septiembre de 1906, y se bautiza con el nombre de  Hipódromo Marina.  Al evento acudió mucho  público, y el espectáculo contó, además de con los jinetes de la guarnición, con algunos expertos caballistas de las kabilas cercanas.


 
Pero, afirma Saro Gandarillas,  “los acontecimientos del campo vecino iban tomando día a día una deriva inquietante. El general Marina tomó la determinación de mantener en la zona fronteriza  una compañía de infantería  extraída de los dos regimientos de la guarnición, y el hipódromo se convirtió así, desde el 25 de mayo de 1907, en campamento protegido, dadas sus relativas condiciones de seguridad”




De tal forma que a finales de  1909  el hipódromo se convirtió en campamento permanente  y punto de partida para todas las entradas en el territorio vecino en la dirección de Mazuza. Con la llegada entonces a la zona del Regimiento Infantería San Fernando, el Hipódromo queda como Cuartel de la Unidad y desaparece la actividad como tal pasando, eso sí, el nombre del lugar significado por del Hipódromo.



Decir que la creación del Hipódromo, eso sí, dió lugar a la creación de la Sociedad Hípica de Melilla que cumplió su centenario el año 2014



Saludos

Cludmilor